Ruta 40: Camino de los Siete Lagos

Disfrutando de la salvaje naturaleza patagónica sin requisitos físicos. Breve escapada a la Cascada Ñivinco.

20 de octubre 2023

Me despierto en Villa la Angostura. Llevo aquí dos dias. No he visitado mucho este lugar. Ayer pasé todo el día en la cama, lastrado por algún tipo de gripe que me provocó fiebre, cansancio y dolor muscular. Hoy me encuentro mejor, y sin pensarlo dos veces decido seguir el plan que tenia pensado hace un par de días. Regresaré tranquilamente en coche por la carretera de los Siete Lagos, de camino a San Martín de los Andes. A mitad trayecto, se encuentra el Lago Falkner. Uno de los lagos que componen esta ruta. En sus orillas hay un camping donde puedo pasar la noche. En sus cercanías hay también una montaña que me asombró cuando la vi desde la carretera hace tres días. Laderas totalmente blancas. Mucha nieve. Solo hay ausencia de nieve en alguna de las verticalidades del cerro, donde obviamente la nieve no se adhiere.

El recorrido entre los lagos discurre prácticamente en su totalidad entre dos Parques Nacionales: el PN Lanin y el PN Nahuel Huapi, por lo que es sencillo imaginar la alta calidad de su naturaleza y paisajes.

Salgo de Villa de Angostura sobre las 11am, tras comprar un par de útiles en el pueblo, emprendo el camino de los Siete Lagos. Hasta el Lago Falkner será sobre 1h en coche. Unos 60km. La carretera, de montaña, serpentea para salvar las innumerables montañas de la región. Esta ruta es famosa por conectar lagunas glaciares en pocos kilómetros. El en camino de ida hace 3 días me prometí que este paisaje merecía una visita más en detalle, sin prisa. 

Nada más salir de Villa la Angostura, detengo el auto un par de veces para contemplar a mano izquierda el lago Nahuel Huapi. Es gigantesco, ya que baña en la otra dirección Bariloche. Primero estaciono en las cercanías de un camping Mapuche. Tras preguntar si es posible entrar, me conceden el permiso amigablemente y charlo unos minutos con el que parece el líder. Me comentan que allí viven en tranquilidad. Y lo parece. Disponen de una pequeña playa en el lago. Un lugar idílico. La calma reina en la orilla. La contaminación de las aguas parece nula. Varias cumbres nevadas aparecen al fondo. No superarán los 2000m sobre el nivel del mar, pero la primavera las decora con un manto blanco. Creo que ese cordón montañoso marca la frontera con Chile. Las aguas azuladas son casi interminables. Numerosas actividades acuáticas se pueden contratar en Villa la Angostura.

Tras apreciar tranquilamente este dócil entorno, continuo hasta llegar al Lago Espejo. Otro gran lago con numerosos golfos y penínsulas. Estaciono a un costado de la carretera, cerca de la casa del guarda parques. Hay una pequeña playa y a su lado un lugar para acampada libre, totalmente gratis. El parking está a 20m. Me parece un gran servicio. El enclave también es magnífico. Se aprecia la densa vegetación del bosque patagónico en las orillas. Una interesante y escarpada cumbre aparece al fondo del lago, en su orilla más cercana a Chile. Es el Cerro Campana (1937m).

Prosigo la ruta hacia el N, y a los pocos minutos aparece el alargado Lago Correntoso, cuya otra orilla también baña Villa de Angostura. Los lagos aquí encajan como si de un puzzle se tratara. Esta vez, solo se ven unos ligeros metros del lago. No pierdo mucho tiempo en este lugar, y continúo por la ruta 40.

Se sigue ahora un valle interior sin lagos. Sin embargo, descubro lo que ya sabía de este lugar: los lagos no son su único atractivo. Unas bellas cumbres nevadas me obligan a estacionar en un lado de la carretera para fotografiarlas. ¿Como se accederá a ellas? ¿Por donde se ascenderán? ¿Cuántas ascensiones tendrán? ¿Esa canaleta que se observa bastante inclinada, será transitable? ¿Como estará la nieve? ¿Cómo será la roca? ¿Que otras cumbres se verán desde su cima? Mi lado aventurero está muy imaginativo. Es el lugar perfecto. Muchas de las montañas que diviso escasamente tienen nombre. En internet, poca información aparece respecto a ellas. El acceso suele ser remoto, necesitando muchas veces barcas, material de bosque y nieve en estas épocas del año. Pura aventura. Pura naturaleza. 

Finalmente veo un estacionamiento bastante repleto y decido parar también. Allí inicia una ruta de 2.5km hasta la cascada Ñivinco. Un camino con muchos turistas. Senda bien marcada. Yo voy con ropa de calle pero decido comenzar la ruta. Son las 2pm, por lo que frio no va a hacer. Agua no considero necesario. Veamos de que se trata.

Tras 0.8km de recorrido llega mi primera sorpresa. La senda está totalmente balizada, con indicaciones cada pocos metros. Barandillas si hay algo de pendiente. De repente, hay que cruzar un río. El caudal es considerable. Unos 20m con agua hasta las rodillas si buscas el paso correcto. No hay puente, ni ayuda de ningún tipo. Me encanta. Quien haya adecuado esta ruta ha decidido que cruzar el río a tu suerte sea parte de la aventura. Desde mi mentalidad de europeo esto me produce una grata sorpresa. Quien no pueda cruzar el cauce, o quien no se atreva, no debería continuar. Y punto. Así es la naturaleza. Me quito zapatos y calcetines. Me remango los vaqueros. Varios grupos dudan sobre que hacer. Me introduzco en las gélidas aguas y camino decidido. El nivel del agua es mayor que las rodillas y me mojo todo el pantalón. Me da igual ya que el clima es bueno. 

Llego a la otra orilla con una sonrisa en mi cara. Calzo las zapatillas otra vez y continúo la marcha. A ratos al trote. Estoy excitado por esta novedosa anécdota. Trancurro el resto de la distancia cerca del cauce del río, entre seco bosque patagónico. Tras 2.5km exactos, el salto del agua comienza a escucharse y pocos metros después diviso a la cascada. Me sorprende. No esperaba nada, de hecho hasta hace poco más de media hora ni sabía de su existencia. Un salto de agua de unos 10m con un caudal prominente alegra la vista a los allí presentes. El viento levanta parte de las gotas suspendidas por el cambio en energía potencial. Fotografío el momento y pronto regresó por el mismo camino. De vuelta al cauce veo a una señora peleándose con la corriente. Finalmente, la corriente le arranca sus chanclas crocks pero a ella le deja cruzar. Se ríe aliviada con una compañera, mientras otro grupo al ver la situación decide regresar. En este recorrido cercano a una hora he podido descubir la zona un poco más en detalle. En el cartel indica que el caudal del río desciende a partir de octubre-noviembre.

Continuo con el coche y a los pocos kilómetros ya vislumbro la vertiente oeste del Cerro Falkner, el objetivo de mañana. Sin embargo la ruta discurre por la vertiente este. Me detengo otra vez en un mirador en la carretera del pequeño Lago Escondido. Una fuerte pendiente de poco más de un minuto permite llegar hasta la orilla, llena de juncos. Posteriormente, en el Lago Villarino estaciono el vehículo para contemplar sus movidas aguas, con abundantes olas. Unos exóticos patos me saludan, mientras al fondo aparece otra montaña singular: es el Cerro Peñascoso (2044m). El nombre le viene como anillo al dedo. Lo describe a la perfección. A escasos metros caminando está la orilla del Lago Falkner, donde pasaré la noche en un camping de pago. 

Existen dos campings en el Lago Falkner. El primero es libre y en el que me alojo es de pago. Cuesta 3000 pesos la noche (3€). Derecho a baño con agua caliente, un refugio con literas y una parcela para poner tu tienda si quieres. Zona de cocinar. Agua potable. Y lo más importante: parking seguro. Es un precio que considero oportuno pagar, ya que he encontrado relatos de robos en vehículos de esta zona. Llego sobre las 3pm. Descanso, organizo las cosas para mañana. Observo detenidamente las duras pendientes de mañana. Existe una senda que lleva hasta el Cerro Falkner. Este camino popular en verano no asciende la verdadera cima. Se queda en un saliente de la arista unos 200m de desnivel más abajo. Yo quiero recorrer todo el filo para llegar a la verdadera cumbre. Habrá nieve y hielo. Será bonito. Espero que la fiebre no aparezca de nuevo. 

Me sorprende el módico precio de las instalaciones. Están cuidadas, con trabajadores las 24h. Muchos de nosotros somos turistas extranjeros. El paraje, idílico. Playa privada en las orillas de un lago de alta montaña. Cumbres escarpadas y nevadas alrededor. Insertado en un lugar de privilegio en una de las rutas más famosas de Argentina. Amplio terreno para poner tu tienda. Sin embargo, prefieren cobrar para cubrir gastos. No están interesados en explotar aquello que la tierra les ofrece. Con sobrevivir tienen suficiente. Prefieren respetar su entorno natural a exprimirlo. Podrían producir mucho más dinero, pero no lo ven necesario. En Europa aquí habría varios hoteles con spa, casino y discoteca. Los ricos vendrían aquí a desconectar falsamente de la realidad y el ajetreo de la ciudad. ¡Cuánto debemos aprender!

En el camping y en toda la carretera de los Siete Lagos no hay señal móvil ni ningún tipo de wifi. Estás totalmente incomunicado. Por lo que aquí descansas de verdad. Escribo estas líneas después de bañarme en las gélidas aguas del Lago Falkner. Cuando entras te agarra un dolor en el pecho que yo creo que es lo más cerca que he estado nunca de la hipotermia. Descansaré en las literas esperando que mañana sea un día de disfrute en los filos de los cerros cercanos.

Este recorrido lo considero obligado para toda aquella persona que se encuentre en las inmediaciones y le guste la naturaleza, o necesite descansar en un ambiente calmado. Realizar la caminata hasta la Cascada Ñivinco es un agradable plus. Si se desea, otra buena idea es acampar a la orilla de alguno de los lagos y relajar tus músculos en las aguas gélidas. El lugar es ciertamente seguro.


Ver datos sobre las cumbres y la ruta. Descarga el track GPS.
  • Desnivel ascendido: 70m
  • Desnivel descendido: 70m
  • Distancia recorrida: 5.19km
  • Tiempo total: 0h50
  • Elevación máxima: 899m (Cascada)
  • Trayecto: Camino de tierra
  • Material extra: No
  • Localización: Ruta de los Siete Lagos, a escasos kilómetros desde el Lago Escondido en dirección Villa la Angostura
  • Advertencias: En los meses de septiembre y octubre el caudal del río es importante y cruzarlo puede resultar peligroso

Aquí puedes ver la ruta de una manera interactiva, y descargar el track más abajo si te parece interesante.

Details
Ruta Cascada Ñivinco

RUTA 3D

Recomiendo ver el video desde YouTube y con calidad de imagen 1080pHD para mejor visualización.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubriendo Ascensiones